football predictionsbetips.co.ukfootball betting tips
You Are Here: Home » feature » ¿EL OLVIDO QUE SEREMOS?

¿EL OLVIDO QUE SEREMOS?

¿Qué tan edificante puede ser un seriado que sitúa al televidente del lado del hampón?

Por Rafael Mejía A

No sabemos a ciencia cierta cuál es real propósito (aparte del dinero) de una cadena de televisión cuando ofrece a sus televidentes otra serie como la que muestra la vida y milagros de un sujeto como Pablo Escobar.

¿Denunciar? Si hay algún tipo de denuncia, ésta se debe hacer completa, sin tapujos. Todos sabemos a quién se refieren cuando nombran al primo José Tulio Gaviria, al doctor Santorini o Regina Parejo. Suenan con rima caricaturesca: Vir-gi-nia Va-lle-jo, Re-gi-na Pa-re-jo. Cuando se desdibujan así los personajes de la serie, puede haber en el televidente la tendencia a malinterpretar o a descontextualizar su relevancia histórica. Hay quienes por catarsis, negación etc., han olvidado total o parcialmente el impacto negativo que estos sujetos tuvieron en la sociedad colombiana de la época. Tal como se está desarrollando hoy la trama,  no sabemos si al final denuncia o apologiza el andar de Escobar por la historia de nuestro país. Ojalá termine en denuncia.

Lo cierto es que charlando con ciudadanos de a pie, le queda a uno la sensación de que el televidente va a terminar del lado del delincuente. La gente se refiere al famoso patrón con palabras desobligantes pero al final reconocen que “de todas maneras el man era un verraco, muy inteligente, que ayudó a los pobres como ningún político lo hizo”. Como quien dice, Robin Hood le quedó en pañales. Para nadie es un secreto que un pueblo con pocas oportunidades económicas vendería su alma al diablo con tal de tener un techo, asegurado el almuerzo de los próximos días o emular el tipo de valores que nos vende la serie.

Si personas que vivieron –en carne propia o a través de los medios– el terror y la zozobra de aquellos aciagos días, en el fondo de sus cerebros simpatizan con ese man tan verraco, no quiero ni imaginarme lo que puedan pensar los menores de 25 años, quienes no vivieron el momento y fácilmente pueden caer en la tentación de admirar y desear el dinero fácil y la verraquera de pasar por encima de los demás con tal de conseguir plata, fama y posición.

¿Qué podrán estar pensando las familias de las víctimas? No debe ser para nada fácil ver al verdugo de sus hermanos,  esposos, hijos, parientes y amigos, convertido nuevamente en héroe. La situación encaja perfecto en el título del libro de Héctor Abad Faciolince “El olvido que seremos”.

Los medios tienen una ascendencia inimaginable sobre los jóvenes. Los peinados emos, los pantalones a media asta, los piercings y toda la parafernalia de la juventud les llega de figuras públicas, actrices, modelos, cantantes y demás de su misma especie que tienen resonancia en medios como la televisión e internet. Todos sabemos que cuando jóvenes imitamos modas, léxico, y actitudes buenas regulares, malas y peores. Un joven manipulable e ignorante de la historia puede virtualmente meterse en la cabeza que la cultura del vivo funciona en la realidad y que el dinero debe ser objeto real de culto y sin él no valemos nada. Tal vez por eso la misma programadora planeó un especial informativo con entrevistas y notas de la época sobre el personaje de marras quizás como una forma de equilibrar la información que está presentando en el seriado. Esperemos que tenga la misma audiencia de su novela para que los televidentes, sobre todo los chicos, también puedan balancear y contextualizar su punto de vista. Eso sí, la producción es impecable. Lástima que su mensaje no.

About The Author

ALESSANDRO JOURNALISTA
Number of Entries : 770

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

© 2011 Desarrollado por, @periodcoestado

Scroll to top