football predictionsbetips.co.ukfootball betting tips
You Are Here: Home » Actualidad » ‘¡ Se acabó la discriminación en materia de salud en Colombia!’

‘¡ Se acabó la discriminación en materia de salud en Colombia!’

En adelante, todos los colombianos, sin importar a qué régimen pertenezcan, sin importar su edad, tienen derecho a los mismos tratamientos, a los mismos procedimientos y a los mismos medicamentos, afirmó el Presidente Juan Manuel Santos. Dijo que con la unificación del Plan Obligatorio de Salud (POS) de los regímenes subsidiado y contributivo se acabaron los pacientes de primera clase y de segunda clase.

Villavicencio, (SIG). La unificación del Plan Obligatorio de Salud (POS) de los regímenes subsidiado y contributivo es una gran noticia para millones de colombianos humildes, porque le pone fin a la discriminación en la prestación de los servicios de salud en el país.

Así lo manifestó el Presidente Juan Manuel Santos durante la presentación de la unificación del POS, que se cumplió este jueves en el Hospital Departamental de Villavicencio.

“¡Hoy –y lo decimos con todas sus letras– se acabó la discriminación en materia de salud en Colombia!”, subrayó el Jefe de Estado al señalar que en Colombia ya no podrá haber pacientes de primera y de segunda clase.

Afirmó que el Gobierno decidió unificar el POS, consciente de que la situación de inequidad en la prestación de los servicios de salud no podía prolongarse más.

Y agregó que por eso “en adelante, todos los colombianos, sin excepción, sin importar a qué régimen pertenezcan, sin importar su edad, tienen derecho a los mismos tratamientos, a los mismos procedimientos y a los mismos medicamentos”.

El Presidente Santos explicó que procedimientos como la cirugía de cálculos en la vesícula o la cirugía para corregir el reflujo, que no estaban disponibles para los afiliados al régimen subsidiado, ahora sí lo estarán gracias a la unificación del POS.

También reveló que estarán disponibles las consultas y las cirugías de neurología, de ortopedia, de psiquiatría y psicología; las consultas de optometría, de oftalmología, la provisión de gafas o tratamientos para el glaucoma; las tecnologías más avanzadas para tratar la hipertensión arterial; la cirugía por laparoscopia para extraer tumores benignos del útero; y las nuevas tecnologías para tratar lesiones en los huesos, entre otras.

“Todos estos procedimientos y muchos más –que antes no autorizaban directamente las EPS a los pacientes entre 18 y 59 años del régimen subsidiado– a partir de ahora deben ser autorizados y gestionados por las EPS, sin enviar al paciente a hacer ningún otro trámite”, recalcó el Mandatario.

Puntualizó que el paciente no tendrá por qué preocuparse sobre quién va a pagar su procedimiento o cómo son los trámites internos, y que además, sin importar a qué régimen pertenezca, podrán ir a su Entidad Promotora de Salud (EPS) y allí debe recibir una respuesta sobre el tratamiento médico que solicita.

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos con motivo de la unificación del POS entre los regímenes contributivo y subsidiado

“¡Qué bueno estar en Villavicencio para dar, desde aquí, desde la tierra de los centauros y el joropo, una noticia muy importante o formalizar un paso transcendental en el desarrollo social del país.

Es una buena noticia para la salud, es una buena noticia para el desarrollo del país y sobre todo para las vidas de los millones de colombianos humildes que por muchos años han tenido que sufrir los trámites, la burocracia y a veces la indolencia generados por la inequidad en el sistema de salud.

Es una buena noticia para muchos de los pacientes de este Hospital Departamental, y para todos los pacientes del país, que no tienen por qué resignarse a que haya pacientes de primera clase y pacientes de segunda clase.

¡Hoy –y lo decimos con todas sus letras y con toda claridad- se acabó la discriminación en materia de salud en Colombia!

Hace unos minutos tuve oportunidad de hacer un recorrido por el Hospital y de saludar a varias de las personas –provenientes de este departamento y otras regiones de los Llanos y la Orinoquia– que están internados por diversas dolencias de salud.

Muchos de ellos –y así me lo confirmaron– están acá después de haber vivido un verdadero viacrucis de trámites, papeleo y evasión de responsabilidades que en el fondo no tienen razón de ser.

Eso es lo que estamos queriendo acabar: todos esos obstáculos, esos cuellos de botella, para facilitarle la vida a los pacientes.

Y de ahora en adelante, todos los colombianos, sin excepción, sin importar a qué régimen pertenezcan, sin importar su edad, tienen derecho a los mismos tratamientos, a los mismos procedimientos y a los mismos medicamentos.

Ya habíamos avanzado en la unificación del POS con los menores de edad y los colombianos de 60 años en adelante, pero nos faltaban –ni más ni menos- que los 11 millones y medio de afiliados al régimen subsidiado que tienen entre 18 y 59 años.

Hoy lo estamos unificando también para ellos, porque la situación de inequidad no podía prolongarse ni un día más.

Veamos con un ejemplo cómo era antes, es decir, cómo era hace menos de una semana y cómo será a partir de hoy:

Una persona afiliada al régimen subsidiado, entre 18 años y 59 años de edad, sufría una complicación de salud, digamos, por ejemplo, “cálculos en la vesícula”.

¿Alguien ha sufrido de cálculos o ha tenido una persona cercana que haya sufrido de cálculos?

Dicen que es uno de los dolores más insoportables que se puedan tener.

Pues bien: este colombiano o esta colombiana humilde, agobiado por el dolor, llegaba a su EPS, donde le decían que la cirugía de cálculos en la vesícula no estaba en el plan de régimen subsidiado.

¿Se imaginan eso? Le decían que tenía que ir al Comité Técnico-Científico o a la Secretaría Departamental de Salud para que le autorizaran el trámite con cargo a los recursos del departamento.

¿Y qué pasaba si el paciente estaba en Puerto Gaitán, o en San Martín, o en Cumaral, o en Fuente de Oro?

Pues le tocaba enviar a alguien a la capital –en este caso a Villavicencio– para que hiciera el trámite de la autorización.

Muchas veces terminaban los pacientes acudiendo a tutelas para que el sistema de salud les respondiera.

¿Y mientras tanto qué?

¿Los cálculos esperaban? ¿El dolor esperaba? ¿Le tocaba aguantar a punto de analgésicos?

Yo sé que los llaneros son muy valientes, muy valientes. La historia desde la época de nuestra independencia así lo señala. Pero les pongo este reto: ¡A ver si es capaz cualquier llanero de bailarse un joropo con un cálculo en la vesícula!

¡No son capaces!

Esto por eso no puede volver a ocurrir, este tipo de situaciones no pueden y no van a volver a ocurrir.

Y no sólo hablamos de cálculos.

Tantas enfermedades. Por ejemplo la Ministra (de Salud, Beatriz Londoño) mencionaba algo que es muy común: el reflujo que causa tantas molestias en el sistema digestivo, inclusive en el sistema respiratorio.

Yo mismo lo he sufrido alguna vez.

Pues bien: la cirugía para corregir el reflujo no estaba disponible para los afiliados al régimen subsidiado, y ahora –con esta unificación– sí lo está.

Pero hay muchísimo más.

Las consultas y las cirugías de neurología, de ortopedia, de psiquiatría y psicología.

Las consultas de optometría, de oftalmología, la provisión de gafas o tratamientos para el glaucoma.

Las tecnologías más avanzadas para tratar la hipertensión arterial, que además, tenemos que hacer un esfuerzo, Ministra, y todos los alcaldes, gobernadores, todos los colombianos, en la medicina preventiva.

La hipertensión arterial, todos los males del corazón, de la alta tensión, muchas veces se pueden prevenir con la buena comida, buen ejercicio, un buen tren de vida, un tren de vida saludable.

Eso también lo tenemos que promover muchísimo, la prevención, porque siempre es más barato y es más efectivo prevenir que tener qué lamentar.

Yo quisiera, Ministra, que aparte de todo esto que estamos haciendo le diéramos un gran empuje a todo la prevención. Usted y yo hemos ido a muchos eventos, hemos montado en bicicleta animando a los colombianos a que hagan ejercicio, a que lleven una vida sana y eso es bien importante.

Pero volviendo a lo que ahora está cubierto por la unificación del POS.

La cirugía por laparoscopia –que es la menos invasiva– para extraer tumores benignos del útero.

Las nuevas tecnologías para tratar lesiones en los huesos.

Todos estos procedimientos y muchos más –que antes no autorizaban directamente las EPS a los pacientes entre 18 y 59 años del régimen subsidiado– a partir de ahora TIENEN que ser autorizados y TIENEN que ser gestionados por las EPS, sin enviar al paciente a hacer ningún otro trámite.

¡Que eso quede bien claro!

El paciente NO, no tiene por qué preocuparse sobre quién va a pagar su procedimiento o cómo son los trámites internos.

El paciente –en adelante–, no importa a qué régimen pertenezca, irá a su EPS y allí TIENE que recibir una respuesta.

Porque se acabaron –repito– los pacientes de primera clase y de segunda clase.

Y alguien podrá preguntar: ¿Quién paga por la unificación? ¿La van a pagar los usuarios?

La respuesta es también muy clara: no. A los usuarios no les cuesta nada.

Los costos que genera la mejor atención de los pacientes del régimen subsidiado los está asumiendo el Gobierno, y los calculamos en 120 mil millones de pesos cada mes -o sea- casi 1,3 billones de pesos al año. Y ya tenemos la plata garantizada para los próximos 10 años.

Esta unificación del POS era algo que los colombianos estaban esperando desde hace mucho tiempo, prácticamente desde cuando se expidió la Ley 100 de 1993, y hoy, aquí desde Villavicencio, podemos decirle a los colombianos, podemos decirle al país que ese gran sueño es hoy una realidad.

Incluso, en el Plan Nacional de Desarrollo habíamos programado la unificación total para el año 2013, pero hemos hecho un gran esfuerzo para ponerla en práctica más de un año antes. O sea, nos estamos anticipando para cumplir con ese sueño y con esa promesa.

¡Y miren la paradoja! Muchos de los que reclamaban con mayor vehemencia que hiciéramos la unificación, ahora son los que más la critican.

Ahora, yo entiendo que es un paso que genera unos grandes retos, que va a ser difícil, y eso lo sabemos, pero tenemos todos que hacer el esfuerzo para que funcione.

Y ojo: Habrá más recursos para los hospitales.

Hemos hecho pagos directos, desde que se autorizaron esos pagos directos a través de la ley, se han girado cerca de 7 billones de pesos en pagos directos. Sólo este mes se van a girar 450 mil millones de pesos del régimen subsidiado directamente a los prestadores de servicios, es decir, a los hospitales y a las clínicas.

Y no se puede olvidar que las EPS en el régimen subsidiado deben contratar por lo menos el 60 por ciento con los hospitales públicos.

Así que los hospitales como este tienen que trabajar en su propio mejoramiento, en ser más eficientes y prestar mejores servicios a los usuarios.

Y me alegra mucho anunciar que este hospital en Villavicencio va a tener entre julio y agosto un giro por 2 mil 132 millones de pesos para aliviar cartera, y vamos a darle para dotación 400 millones de pesos.

Ahora el Gobernador (Alan Jara) me mostró un proyecto realmente maravilloso –no solamente para Villavicencio y para el Meta, para todos los Llanos- que es el nuevo hospital que quiere construir.

Me lo mostró, me dijo que él quiere dejarle ese legado a su tierra. Y la verdad es que el proyecto está bien formulado. Y me decía, nosotros necesitamos –porque vamos a darnos una pela grande con las regalías- vamos a necesitar ayuda para la dotación.

Y ya la Ministra se va a reunir con el Gobernador y con sus delegados para ver cómo podemos ayudar. Vamos a hacer realidad ese hospital.

Este hospital que –la verdad- también sentí un gran alivio, porque fuimos ahí a la sección de oncología, todos los pacientes agradecidos, todos los pacientes me dijeron ahí que habían estado muy bien tratados, muy bien atendidos, pero se está quedando pequeño.

Entonces lo que se ha hecho en los últimos años es unos remiendos: construyamos este pabellón aquí, agreguemos estas camas allá.

Necesitamos pensar en grande, una obra en grande. Yo lo felicito, Gobernador, porque esa obra que usted me mostró eso es pensar en grande. Cuente con todo mi apoyo.

Y desde aquí –apreciados alcaldes y todos- invitamos a los demás hospitales del Meta a que presenten sus proyectos para se hagan acreedores a recursos.

Queremos también apoyar con recursos, otros 400 millones que podemos darle al resto de los hospitales para dotación, aparte de los 400 millones que les vamos a dar aquí. Presenten por favor los proyectos que ahí está el dinero, queremos ayudarlos.

Y hay algo más: la unificación total del POS también representa –apreciado gobernador Alan Jara, apreciado doctor Botero, a todo los gobernadores, porque hay algunos que están diciendo ¿y nosotros cómo vamos a pagar eso?- esto representa un alivio para las finanzas de los departamentos, que antes debían asumir los costos de los tratamientos no incluidos en el POS del régimen subsidiado.

¿Qué significa esto? Que las entidades territoriales tendrán más recursos disponibles, recursos que deben utilizar para tener mejores hospitales y, sobre todo, una mejor calidad en el servicio.

De manera que, esto también, porque estamos poniendo los recursos, no les va a costar a las gobernaciones, todo lo contrario, les va a liberar recursos.

Y por fortuna esta unificación no es un esfuerzo aislado sino que forma parte de todo un paquete de medidas que hemos puesto en marcha por la salud de los colombianos.

Como ustedes saben, se aprobó la Ley 1438 que incorpora cambios significativos en el sistema de salud, como el giro directo a los hospitales y clínicas, evitando las demoras de la intermediación.

Se actualizó, en diciembre pasado, el POS de salud –el mismo que ahora estamos unificando– con lo que se incluyeron 130 nuevos medicamentos de alto costo para enfermedades como el cáncer y la diabetes, y otros tantos tratamientos de última tecnología. Eso es un paso importantísimo.

Sé que hay controversias. Siempre se genera una controversia en temas tan delicados como el de la salud: que debimos incluir esta otra enfermedad, que no quedó bien diseñada tal cosa, pero la verdad es que el paso que dimos es un paso importantísimo y podemos irlos revisando en un proceso de mejoramiento continuo.

Se redujeron, con la Ley Antitrámites, varios trámites de salud en beneficio de los usuarios.

Por ejemplo, se estableció la asignación de citas en máximo tres días para medicina general y para odontología, y se redujo el tiempo para la entrega de los medicamentos.

También hemos intervenido algunas EPS que no estaban cumpliendo bien con su labor, y –ojo- a partir de ahora seremos muy estrictos, muy estrictos con las EPS para tener entidades transparentes y entidades eficaces.

Yo sé que están pidiendo unas reglas de juego claras y se las vamos a dar, pero al mismo tiempo vamos a ser muy estrictos para que las EPS que queden sean unas EPS que funcionen.

Se incrementó –y esta es una cifra increíble- el número de afiliados al sistema de salud en 2,3 millones –es decir, 2,3 millones de colombianos que en 2010 no tenían aseguramiento en salud, y que hoy sí lo tienen–.

Gracias a eso hoy podemos decir que el 96 por ciento de los colombianos –¡el 96 por ciento!– están en el régimen contributivo o en el régimen subsidiado de salud, y que hoy tienen –TODOS– el mismo Plan Obligatorio de Salud, con las actualizaciones que le hemos hecho.

Ese es un paso importantísimo en ese sueño que yo tengo como Presidente de la República de entregar un país más justo y más equitativo.

Cuando hicimos un paso similar en el tema de la educación y a partir del primero de enero dijimos: todos los niños en Colombia del grado cero al grado 11 tendrán educación gratuita en los establecimientos públicos, eso fue un paso muy importante y 8,6 millones de niños automáticamente quedaron cobijados y beneficiados por ese paso.

Ahora, con este paso que estamos dando hoy, que todos los colombianos, el 96 por ciento de los colombianos tendrán el mismo tratamiento, y no por lo bajo sino por lo alto porque lo que hicimos fue elevar al Régimen Contributivo lo que estaba en el Régimen Subsidiado.

Sabemos, por supuesto, que subsisten múltiples problemas y hay muchas inquietudes en todo el sistema, hay cuellos de botella; hay una situación donde los hospitales le echan la culpa a las EPS, las EPS dice que es que el Fosyga no les paga, el Fosyga dice que es que no les pasan las cuentas bien, entonces le echan otra vez la culpa a los hospitales y a las EPS, y mientras tanto hay otros que dicen ‘no, lo que no funciona es el sistema, hay que cambiar el sistema’. Hay una confusión y además una especie de lavado de manos de todo el mundo echando la culpa al otro.

Ahora, ¿cuál es la responsabilidad del Gobierno? Ordenar e ir solucionando los cuellos de botella para que ese problema, por ejemplo, de que las EPS no le están pagando a los hospitales y los hospitales se están quedando sin plata y entonces con qué funcionan, eso lo estamos resolviendo y lo vamos a resolver.

Estamos decididos a afrontar y a mejorar todos estos aspectos y estamos trabajando duro en esta tarea.

No ha sido fácil porque es un sistema que en todos los países del mundo está en discusión. Mire lo que está sucediendo en Estados Unidos, lo que sucede en Canadá, lo que sucede en los países europeos, para no hablar del resto de los países latinoamericanos.

La gente está viviendo más ¿Qué sistema es más eficiente? Están surgiendo nuevas enfermedades, en fin, eso es algo que tenemos que ir revisando permanentemente.

Pero lo que les quiero decir es que el sistema, como un todo, ha dado hoy un paso fundamental de equidad.

Y así como en la educación estamos también, ya que tenemos casi que cobertura universal en la educación básica, pues nos vamos a concentrar en mejorar la calidad, lo mismo en el sistema de salud.

Ahora que ya dimos este paso tenemos todos que trabajar juntos para mejorar la prestación del servicio, para mejorarle la vida a los pacientes.

En los próximos días –y hemos venido trabajando con el Ministerio y otras personas- espero presentarles unas medidas muy importantes para mejorar la liquidez de los hospitales, depurar las EPS –que son actores importantes- pero vamos a hacer un proceso de depuración, para lograr, como debe ser, una mejor atención para los pacientes y para todos los colombianos.

En eso estamos concentrados, llevamos ya varias semanas, varios meses, y yo creo que en los próximos días tendremos ese paquete listo.

Por lo pronto, hoy, desde Villavicencio, queremos mandar un mensaje a todos los colombianos que pertenecen al régimen subsidiado, sobre todo a los 11 millones y medio que están entre los 18 y los 59 años de edad.

¡Ya ninguna EPS podrá negarles un procedimiento por estar en el régimen subsidiado y no en el contributivo!

Repito: Ninguna EPS podrá negar a un paciente un procedimiento por estar en el régimen subsidiado y no en el contributivo.

Con esto, se debe acabar el “peloteo” de un lado para otro: de la EPS al Comité, del Comité a la Secretaría, de la Secretaría al Juzgado, para que les aprueben procedimientos que estén contemplados en este POS unificado.

Sabemos –somos muy conscientes– que este esfuerzo implicará muchas dificultades. Toda transición genera problemas y hay que adaptarse a esa nueva realidad. Habrá dificultades al comienzo y las vamos a ir resolviendo en tanto las entidades asimilen esa nueva situación, pero tenemos que poner TODOS de nuestra parte.

El Gobierno está dispuesto a trabajar 24 horas al día, 7 días a la semana, como lo venimos haciendo, porque esta unificación no tiene reversa. Este paso trascendental que estamos dando en la política social del país no tiene reversa

Nuestro objetivo –lo dijimos desde la Campaña- es una mayor EQUIDAD, que este país tenga más justicia social. La equidad entre los colombianos es una prioridad, y con este avance fundamental estamos dando un paso grande, grandísimo, en esa dirección.

¡No más pacientes de primera clase, ni pacientes de segunda clase!

¡Todos, todos los colombianos tenemos derecho a la salud!

About The Author

ALESSANDRO JOURNALISTA
Number of Entries : 770

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

© 2011 Desarrollado por, @periodcoestado

Scroll to top