football predictionsbetips.co.ukfootball betting tips
You Are Here: Home » Actualidad » SE LE ARMÓ LA GORDA

SE LE ARMÓ LA GORDA

Bueno sería que en este mundo de tribulaciones y equivocaciones hubiese más gente con el carácter y la valentía de decir : De todo corazón, perdón

Por Rafael Mejía A /Sogamoso, Boyacá

Un artículo escrito en la revista ALÓ por Alejandra Azcárate (en la foto) en el que ofendía gravemente a las lindas gorditas que pasean por nuestra  querida Colombia levantó una gran polvareda. Lógico a nadie le gusta que lo ofendan en su dignidad y menos por algo cuya causa se nos sale de las manos. Absolutamente a nadie le gusta verse ni sentirse mal. Es normal que suframos la negación de algún atributo poco convencional o de alguna enfermedad. Lo bueno del asunto es que hoy la autora del texto pidió perdón en público. Loable acción en un país en el cual desde sus más altos dignatarios hasta Juan Pueblo se caracterizan por eludir olímpicamente sus responsabilidades. Dice la Azcárate que “entre la gracia y la ofensa hay una línea casi invisible y yo la atravesé”. Su perdón público refleja que quienes quieran quitarse peso de encima deben apelar al perdón. Pedirlo u otorgarlo. Más cuando se trata de un problema casi insoluble que nadie quisiera tener.

Ojalá en un futuro no muy lejano los cuenta-chistes que quieran reivindicarse con quienes padecen de labio leporino, retraso mental, o alguna mutilación, pidan públicamente perdón. Mientras el auditorio se carcajea a mandíbula batiente con la burla de esta desgracia, los padres, hermanos y parientes de un niño con alguna de estas patologías deben sobrellevar estoicamente y en silencio su propia tragedia. Además de su infortunio, deben soportar que unos seres de comportamientos grotescos que se autodenominan ‘humoristas’ produzcan hilaridad descargando su humor bilioso sobre unos seres inocentes, quienes, si pudieran escoger, NO elegirían nacer como nacieron. ¿Será que a la mamá de un niño con retraso le hacen gracia los chistes sobre ‘el bobo del pueblo’? Qué tal si al hogar de uno de estos chistosísimos personajes le llega un bebé con una discapacidad de éstas. ¿Le harían su chistecito?

A muchos nos ha pasado lo de Alejandra, se nos van “las luces, las manos, las patas y hasta el alma.” Y si esto nos ha sucedido, también debemos tener la valentía de reconocerlo. Ojalá en este mundo de tribulaciones y grandes equivocaciones hubiese más gente con el carácter y la valentía de decir sinceramente: De todo corazón, perdón.

About The Author

ALESSANDRO JOURNALISTA
Number of Entries : 753

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

© 2011 Desarrollado por, @periodcoestado

Scroll to top