football predictionsbetips.co.ukfootball betting tips
You Are Here: Home » feature » CORPOBOYACÁ EN LA MIRA

CORPOBOYACÁ EN LA MIRA

Por Jorge Armando Rodríguez Avella.

Referirse a las CAR es asunto delicado, porque la corrupción es rampante y se han politizado a tal punto que, desde el gobierno Uribe, se lanzaron amenazas primero de acabarlas, luego de reformarlas. El presidente Juan Manuel Santos, por su parte, anunció, con motivo de la fuerte ola invernal, que gran culpabilidad les asistía a las Corporaciones por no haber adelantado sus programas de prevención y mitigación de las inundaciones.

Varios columnistas se han referido a los presupuestos que manejan las CAR, Carlos Caballero Argáez en una de sus columnas de El Tiempo, se preguntaba por “los recursos de estas corporaciones no se han usado para su fin primordial (…) ¿A dónde han ido a parar cerca de 1,5 billones de pesos que reciben estas entidades anualmente?”

Boyacá se apresta, el próximo 31 de julio, a nombrar un nuevo director de Corpoboyacá. A la aspiración de esa dirección se han presentado sesenta y tantas candidaturas. Le corresponde a los alcaldes miembros del Consejo Directivo, delegados del presidente, al gobernador Juan Carlos Granados y los demás miembros obrar de manera sensata y, aunque es casi imposible solicitarles que actúen por fuera de las garras de los congresistas, sí se les podría recomendar que reflexionen en las tragedias que han sufrido –y sufrirán— los boyacenses si un nombramiento de director recae en un profesional con perfil ambiental refundido.

Lo primero y tal vez lo más importante, que debe lograr el nuevo director, es devolverle la credibilidad a la entidad. Los ambientalistas, industriales, empresarios y demás sectores extractores y productores del departamento deben tener a Corpoboyacá como una verdadera autoridad ambiental y no una entidad que favorece a unos según momentáneas conveniencias. Lógicamente, este ejercicio va de la mano de una acción depuradora para erradicar la corrupción de la que se quejan quienes tienen que acudir a los servicios de la Corporación.

Aparte de que el director debe exhibir una hoja de vida impecable, libre de cuestionamientos dudosos, sin ningún cuestionamiento por parte de las entidades judiciales y de control, y ser un profesional versado en las problemáticas ambientales del departamento, tiene que ser un conocedor de la administración pública que le ayude a gestionar recursos con entidades públicas y privadas.

A los habitantes del Valle de Sugamuxi nos preocupan tres grandes temas y que no han sido de la prioridad de ninguno de los directores que han pasado por Corpoboyacá. Primero la calidad del aire que respiramos; hace unos años existía un monitoreo diario de su calidad y se alcanzaron a tomar medidas concertadas con los industriales. Hoy esa actividad inexplicablemente se vino a menos y los equipos se encuentran subutilizados.

En segundo lugar la correcta y adecuada utilización del relleno sanitario dado que Sogamoso está recibiendo los residuos sólidos de treinta y seis municipios, incluidos Paipa y Duitama, y su tratamiento no es el mejor por cuanto no se está llevando a cabo reciclaje ni elaboración de compost, como en un comienzo se hizo. Aparte, de que en ningún municipio se está promoviendo la selección en la fuente, acción mínima y elemental para una adecuada disposición de los residuos sólidos.

Igualmente es trascendental que Corpoboyacá le ponga atención a la grave situación del lago de Tota. La sobreexplotación de sus aguas en la producción de trucha y la excesiva utilización de gallinaza en los cultivos de cebolla, deben ser reglamentadas al máximo, si queremos que el lago viva siquiera 15 años más.

Ojalá –reitero— la sensatez y la generalizada intranquilidad de las grandes mayorías del departamento, sean las preocupaciones que motiven a quienes decidirán sobre la suerte ecológica del departamento.

About The Author

ALESSANDRO JOURNALISTA
Number of Entries : 781

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

Scroll to top