football predictionsbetips.co.ukfootball betting tips
You Are Here: Home » Actualidad » ¡Ay mi querido Sogamoso!

¡Ay mi querido Sogamoso!

sogamoso.

El sentimiento de tristeza, es uno de los más recurrentes en el ser humano. Se siente tristeza, básicamente, como el resultado de una lesión moral. En esta oportunidad, mis líneas brotan, a montón, impulsadas por esta emoción contraria a la que me agrada sentir en mi vida: La alegría.

El motivo de mi tristeza, es uno solo. Una ciudad, que robó mi corazón hace unos años, pasa por una crisis absurda en temas de gobernabilidad y toma de decisiones, desde mi humilde punto de vista. Claro, hay muchos de mis lectores, quienes me critican por “escapar”, según ellos, de la realidad de ese pedazo de suelo que me hace despertar tantas emociones; sin poder comprender ellos las razones de mi distancia. Sogamoso, por estos días “celebra”, la compra de un predio de 29 mil metros, para la construcción de la Villa Olímpica del Sur y la próxima demolición de una casa, en el centro del municipio; obras públicas, que pareciera ser una solución inminente para incentivar el desarrollo deportivo de la ciudad en temas deportivos y de movilidad. Hasta ahí, todo muy lindo.

El costo del predio, excede los 1.300 millones de pesos. En este espacio de tierra, se van a construir canchas para diferentes actividades deportivas. El señor, Luis Miguel Flórez, Jefe de la Oficina Asesora de Planeación, infla su pecho con este logro, por supuesto. Es cierto, que en el nuevo milenio, la Planeación Urbana de un municipio se mide en toneladas de concreto; pero no por esto, significa que no podamos analizar la cuestión más a fondo ¿Era totalmente necesario hacer esta mega obra? A priori, parece que sí; pero si vemos que existen estos espacios hace años en Sogamoso y simplemente son la muestra más grande de descuido y falta de mantenimiento, posiblemente, la respuesta no sea tan clara. Por lo menos, para mí. ¿No debimos invertir esa suma, o al menos una parte de ella, en otros campos para el bienestar de la ciudad? De nada nos sirve, tener todos los escenarios para la práctica deportiva, si no se crea el hábito primero en los niños y jóvenes de la sana formación deportiva. No quiero ver ese complejo, en unos años, repletos de botellas de alcohol o colillas de cigarrillo.

El caso de la demolición de la casa antigua ubicada en la Carrera 11 con calle 15, es un tributo a las “políticas” de gobernantes como Peñalosa. El mismo Flórez, en una entrevista para El Tiempo, tiró esta frase: La casa en la que funcionaba una cafetería que tenía más de 70 años de construida será demolida con la maquinaria nueva que adquirió el municipio para devolverle a la ciudad el espacio. ¿Esta es la forma correcta, o al menos la más indicada para “devolver” el espacio a la ciudad? Para los genios de Planeación, la respuesta es evidentemente afirmativa. Para una persona como yo, la respuesta va más allá de un concreto si. En Sogamoso, pensamos como si fuéramos Tokio o Sao Paulo. ¿Cuántas personas en este momento, por ejemplo, estarán pensando en la ciudad en comprar una bicicleta y cuantas en comprar un carro? Una gran mayoría, por supuesto en este momento sueñan con tener pronto entre sus propiedad un Renault, Chevrolet, Toyota o Nissan, entre otros. Es un descabello, pensar en invertir en bicicletas para la ciudad, como una salida ecológica, económica, oportuna y factible para el desastre que es la movilidad hoy en día en la capital de la Provincia de Sugamuxi. Lo que tenemos que hacer, según estos eruditos del “desarrollo” urbano, es llenar nuestra ciudad de cemento, acero y ladrillos. También es una locura para las mentes brillantes que manejan el tema de la movilidad en Sogamoso, el hecho de restringir el acceso de colectivos de transporte público al centro de la ciudad. Acá, la culpa es de la mentalidad, más que de solo el Gobierno Municipal. Muchos de mis amigos, que tienen negocios en el centro de la ciudad, tienden a ver como un “error”, el no permitir el ingreso de buses y busetas, al centro, porque según ellos sus ventas se verán “afectadas”. Claro, se me olvida que si no me dejan en la puerta del almacén donde voy a comprar, declino la potencial compra. Lo siento.

En resumen, con el corazón en la mano: Me duele mi querido Sogamoso. No solo por sus gobernantes sino por la mentalidad de sus habitantes. Cada vez, tenemos menos consciencia. Segundo a segundo, dejamos de ser el pueblo tranquilo y feliz que éramos, gracias a nuestro notable “desarrollo”. Muchos, pensaran que estas palabras no tienen sentido o que son pensamientos de alguien “anti-progresista”, pero cuando evidenciemos que no vamos a ser libres por llenar la ciudad de mega obras, comprenderán el mensaje que trato de plantear en este texto.

Por: Fabio Andres Olarte Artunduaga.

Twitter: @andresolarte.
Facebook: facebook.com/olarteandres.
Gmail: andresolartea.

nueva

About The Author

Felipe Alvarez

Profesional en administración pública territorial universidad Politécnico Grancolombiano (Bogotá-Colombia), grado superior en desarrollo de aplicaciones muliplataforma (Universidad Europea de Madrd). Especial interés en gobierno electrónico, comercio electrónico, Nuevas tecnologías, derechos de autor y responsabilidad social corporativa. Representante legal de Alvarfa S.A.S propietario de las marcas tramitesdelestado.com, appsdelestado.com y periodicodelestado.com.

Number of Entries : 156

© 2011 Desarrollado por, @periodcoestado

Scroll to top