football predictionsbetips.co.ukfootball betting tips
You Are Here: Home » Actualidad » El manual de advertencias de EE. UU. para viajar a Colombia

El manual de advertencias de EE. UU. para viajar a Colombia

El manual de advertencias de EE. UU. para viajar a Colombia

Alertan hasta de consumir potenciadores sexuales, de porte de armas y de robos.

No viajar por tierra, salvo en las carreteras más cercanas de Bogotá, Barranquilla y Cartagena, y con la advertencia de que “las leyes de tránsito, así como los límites de velocidad usualmente son ignorados”.

Evitar los altercados, porque “las armas de fuego son comunes en Colombia y las disputas con frecuencia pueden tornarse violentas”. Protegerse de caer en las redes que comercian con drogas no reguladas para obtener mejor desempeño sexual, pues “varios turistas americanos murieron recientemente después de usar esas sustancias en Colombia”. Y cuidarse de ciertas ofertas de cirugía estética, especialmente liposucciones.

Recomendaciones como esas son las que han recibido, del Departamento de Estado y de la Embajada en Bogotá, los miles de ciudadanos norteamericanos que cada semana están llegando al país. La guía es de 2011, pero la última recomendación se actualizó en marzo. Usualmente este tipo de manuales hace énfasis en el problema del terrorismo en el país (“la violencia de los grupos narcoterroristas puede convertir en extremadamente peligrosos pequeños pueblos y áreas rurales”, dice el informe) pero en esta ocasión se centra en la delincuencia común.

De Estados Unidos, de acuerdo con cifras de Migración Colombia, viene uno de cada tres de los extranjeros que visitan el país. Este año ya son más de 140 mil personas, y el cálculo es que al terminar el 2012 casi 400 mil habrán entrado al territorio nacional. Y aunque Washington reconoce la enorme mejoría en materia de seguridad durante la última década, aún les dice a sus ciudadanos que los riesgos siguen siendo altos.

Desde la llegada al Aeropuerto Eldorado, donde reportan “el incremento del robo de pasaportes”, las advertencias son numerosas. Así, la Embajada dice que el mismo riesgo existe “en los hoteles de lujo”, especialmente en fechas cercanas a las temporadas de fiestas, pero también alerta por los robos en los hostales de La Candelaria, donde incluso, asegura, una ciudadana de ese país fue víctima de un ataque sexual.

“Si usted es víctima de un robo, no debe resistirse”, dice una pormenorizada descripción de algunas de las modalidades de hurto más comunes y que está disponible en la página web de la Embajada.

Desde el ‘paseo millonario’ y el atraco de taxis en la vía al hotel hasta el uso de sustancias sicotrópicas en zonas de bares forman parte de esa lista. Una de las primeras recomendaciones que hacen a los viajeros es que ningún policía colombiano “legítimo” les exigirá, después de los controles de aduana, verificar si los dólares que traen al país son falsos o les pedirá sus joyas.

La Embajada informa que “ciertas áreas en Bogotá” están prohibidas para su personal y sus familias “debido a la prevalencia del uso de drogas incapacitantes” y menciona específicamente dos zonas de la capital. Sorprendentemente se trata de dos de los lugares de rumba más populares: Galerías, “entre las calles 53 y 54 entre carreras 24 y 27” y la zona de Plaza de las Américas.

‘Urgencias desbordadas’

Aunque cada año miles de estadounidenses y personas de otras nacionalidades llegan a Colombia por la oferta de salud, especialmente por las cirugías estéticas, el Departamento de Estado y la Embajada advierten que reciben “con regularidad reportes de ciudadanos que han muerto o sufrieron complicaciones por liposucciones y otras cirugías para tratar la obesidad”.

El reporte señala también que si bien en general el sistema médico colombiano funciona bien en las grandes ciudades, los servicios de urgencia usualmente están desbordados y “el servicio de ambulancias puede ser lento”. La recomendación a los turistas es chequear que su seguro médico tenga plena cobertura, pues de lo contrario podrían exponerse a “no obtener asistencia” o resignarse a buscar tratamiento en los hospitales públicos, “donde la atención está lejos de los estándares de EE.UU.”.

El sorprendente manual para los viajeros advierte también que la falta de respeto por las normas de tránsito “crea peligrosas condiciones para los conductores y los peatones”, especialmente en las grandes ciudades, y menciona que los andenes, “si existen”, rara vez tienen rampas para discapacitados y que en todo caso el tráfico “casi nunca” le dará el paso al peatón.

Cada vez más extranjeros

Debido a la mejoría de las condiciones económicas y de seguridad, el país se afianza como destino de los extranjeros. De acuerdo con reportes de Migración Colombia, en el 2011 entraron 1’584.000 extranjeros, 100.000 más que en el 2010. A corte de mayo, habían ingresado casi 700.000 personas, y la proyección es que el 2012 bata los registros. De EE. UU., Venezuela, Panamá, España y Ecuador llegan la mayoría de visitantes.

Fuente: http://www.eltiempo.com/justicia/el-manual-de-advertencias-de-ee-uu-para-viajar-a-colombia_11933342-4

jhotor@eltiempo.com

About The Author

Felipe Alvarez

Profesional en administración pública territorial universidad Politécnico Grancolombiano (Bogotá-Colombia), grado superior en desarrollo de aplicaciones muliplataforma (Universidad Europea de Madrd). Especial interés en gobierno electrónico, comercio electrónico, Nuevas tecnologías y responsabilidad social corporativa. Fundador de REDmocracia.org

Number of Entries : 161

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

© 2011 Desarrollado por, @periodcoestado

Scroll to top